Inicio


EFEMÉRIDES Y REFLEXIÓN




TEJAS CON JOTA 

5 de octubre de 2019

―29 de septiembre de 1786. Nace Guadalupe Victoria.

Ni era mujer, ni se llamaba Guadalupe, y no pudo ser una "Victoria” el haber asesinado al libertador de México, Agustín de Iturbide. Este sujeto, de nombre José Miguel Ramón Adaucto Fernández y Félix, usó un seudónimo muy conveniente, y logró adueñarse de la primera presidencia formal de México. Se negó a tener tratos con España. Firmó un tratado con Gran Bretaña y consolidó las relaciones con Estados Unidos, América Central y la Colombia de Simón Bolívar. Se hizo masón yorkino, siendo gran amigo de Joel Poinsett y de Zavala. Si esta información resulta insuficiente, le dejo el resto de la investigación al lector.

―29 de septiembre de 1831. Nace Miguel Miramón.

Contando apenas con dieciséis años, combatió y salió herido en la batalla de Chapultepec el 8 de septiembre de 1847. Defendió a Santa Anna durante la revolución de Ayutla. Obtuvo muchas victorias contra los liberales, y se le llegó a conocer como el joven Macabeo. Defendió incondicionalmente el gobierno de Félix Zuloaga. El 2 de febrero de 1859, el partido conservador, apoyado por el padre Francisco Xavier Miranda, lo nombró presidente de la República. A sus 27 años, fue el presidente más joven que ha tenido el país. En la guerra contra Juárez, quien tenía su sede presidencial en Veracruz, este joven militar, logró sitiar el puerto, pero no contó conque se le aparecerían naves estadounidenses, razón por la cual sufrió su primera gran derrota. Juárez no ganó, sino que Miramón perdió frente a los gringos que auxiliaban a quien les convenía. En 1860, el general juarista, González Ortega venció contundentemente a Miramón, quien se exilió a Europa. A su regreso, se puso a las ordenes de Maximiliano quien lo mandó a "estudiar” a Alemania. Cuando el emperador se vio en desventaja militar frente a Juárez y los gringos, lo hizo regresar. Hubo algunas victorias aisladas en Zacatecas y Querétaro, pero la suerte estaba echada: Miguel Miramón murió fusilado, junto al emperador Maximiliano y Tomás Mejía, en el Cerro de las Campanas, Querétaro, el 19 de junio de 1867. Había muerto un niño héroe ―que hoy no tiene su columna junto a los otros seis― así como el presidente más joven de México.

―29 de septiembre de 1937. Muere Genaro Estrada.

Entre otras cosas, le tocó estar en las negociaciones de los Tratados de Bucareli para lograr el reconocimiento del gobierno de Obregón. Seguramente aprendió la lección de negociar con todas las desventajas frente a un enemigo colosal. Trabajó con Calles, Portes Gil, y Ortiz Rubio con quien se inicia una postura del gobierno mexicano, conocida como "doctrina Estrada” consistente en -la autodeterminación de los pueblos, la no intervención y la igualdad jurídica de los Estados-, la cual razonablemente se ha respetado hasta hoy día.

―30 de septiembre de 1765. Nace José María Morelos y Pavón.

Con ideas más serenas, visionarias, y definitivamente de gran patriotismo, Morelos es quizás el insurgente más respetable, dentro de una guerra sin pies ni cabeza que destruyó tres siglos de progreso. Su batalla más icónica, es decir el sitio de Cuautla, define su valentía y determinación. A Napoleón, en 1812, se le atribuye la frase: "con cinco Morelos conquistaría el mundo”. Su única instrucción militar, siendo un sacerdote, fue el libro de "Las instrucciones militares de Federico de Prusia”, el cual le definió su modelo de guerra de guerrillas, el cual era muy complicado de vencer. Él le dijo a Calleja: Ya no hay España, porque el francés se ha apoderado de ella. Ya no hay Fernando VII porque o él se quiso ir a su casa de Borbón en Francia y entonces no estamos obligados a reconocerlo por rey, o lo llevaron a la fuerza, y entonces ya no existe. En el congreso de Anáhuac, el 13 de septiembre de 1813, entre otras declaraciones dijo: "[…] vamos a restablecer el imperio mexicano, mejorando el gobierno; vamos, en fin, a ser libres e independientes”. Lo extraño es que en su discurso conocido como "Sentimientos de la nación”, solo aspiró a ser "siervo de la nación”. El 6 de noviembre se realizó lo que pudiera ser la primera declaración de independencia. A fines de diciembre fue derrotado por Iturbide en Valladolid (hoy Morelia). El 5 de noviembre de 1815, fue apresado en la batalla de Tezmalaca, en Puebla, por un ex-insurgente que estuvo a sus órdenes, de nombre Matías Carranco. Morelos tuvo varios hijos, y uno de ellos fue con Brígida Almonte, con quien tuvo a Juan Nepomuceno Almonte (no podía darle su apellido) quien sería uno de los principales promotores de traer a Maximiliano. Ya preso, Morelos le escribió a su hijo una carta de la cual extraigo unas líneas: "[…] Sálvate tú y espero serás de los que contribuyan con los que quedan aún a terminar la obra que el inmortal Hidalgo comenzó. No me resta otra cosa que encargarte que no olvides que soy sacrificado por tan santa causa y que vengarás a los muertos”. Los hijos no piensan igual que los padres. Morelos murió de rodillas y fusilado por la espalda en Ecatepec, el 22 de diciembre de 1815. Maximiliano ordenó construir una estatua en su honor en 1865, y ponerle a un estado su apellido. Ecatepec es actualmente uno de los municipios más poblados y con mayor violencia en el país. ¿Venganza kármica? Se sugiere no fusilar por la espalda.

―2 de octubre de 1968. Matanza de Tlatelolco.

Revisar artículo anterior: http://claudiomarquezpassy.com/tlatelolco-1521-1968-2018.html

―30 de octubre de 1788. Nace Lorenzo de Zavala.

Estudió gramática, filosofía, teología, y por poco entra al seminario. Al iniciar la guerra de independencia, participó en su estado en "Las juntas de San Juan” que más tarde buscarían la separación de la península. En 1814 el gobierno mandó apresar a los "Sanjuanistas” y Zavala fue uno de ellos. Preso, aprendió medicina e inglés. En 1818 fundó la Confederación Patriótica, que profesaba la idea de que el pueblo podía hacerse justicia por sí mismo y relevar a sus autoridades. De este modo logró echar al gobernador yucateco Miguel de Castro y Aráoz. Con este triunfo, el grupo emprendió la lucha por la independencia de Yucatán, la cual no prosperó sino hasta 1841.

En Madrid se le ocurrió la independencia de América, con una monarquía y príncipes españoles. concibió la ocurrencia de coronar a un tal Alfonso Mancilla de Teruel como Moctezuma III, quien al parecer era descendiente del emperador, pero solamente le sacó dinero a base de engaños. Viajó de París a Londres, y por los Estados Unidos regresó a México. Fue en Europa donde supo del final de la guerra de independencia y de los Tratados de Córdoba. Regresó a México en 1822 con Agustín de Iturbide, quien le reconoció sus méritos. Fue nombrado diputado al Primer Congreso Nacional Mexicano. Se distanció de Iturbide cuando se coronó emperador. Fue convenenciero e incongruente.

Zavala fue parte de la logia masónica yorkina, que había fundado de la mano con Poinsett. Editó en 1828 el "Manifiesto de los principios políticos del Excmo. Sr. D. J. R. Poinsett”. Al asumir la presidencia Vicente Guerrero, ya convertido en líder yorkino, Zavala fue su secretario. Regresa en 1832, y fue reinstalado como gobernador del Estado de México.

En 1833, propuso al Congreso nacionalizar los bienes eclesiásticos para pagar la deuda pública; cancelar la intromisión del clero y del ejército en las decisiones del Estado. Libertad de culto; separación entre Iglesia y Estado y destrucción del monopolio del clero en la educación; liberación de la obligación civil de pagar el diezmo eclesiástico; clausura de la antigua Universidad; disolución de los cuerpos del ejército que se hubieran sublevado contra el gobierno y la creación de la milicia nacional. Hay quienes consideran a Zavala precursor de las leyes de reforma.

Se establece en Tejas en 1835, donde poseía negocios de concesiones de tierras para los colonos norteamericanos, que le habían sido otorgadas desde 1828. Dijo (irónicamente) "En Tejas me ocuparé de mis intereses privados, sin olvidar mi noble título de ciudadano mexicano." Se puso al frente de la rebelión de los colonos anglosajones que llevarían a la separación de Tejas de la República Mexicana. Fue elegido diputado a la convención en San Felipe, la que el 7 de noviembre de 1835 declaró al pueblo de Tejas en guerra con el gobierno de México. La razón poco creíble: "por cuanto el general Antonio López de Santa Anna y otros caudillos militares han demolido a fuerza de armas las instituciones federales de México, y disuelto el pacto social que existía entre Tejas y los demás miembros de la confederación mexicana…”

Gastón García Cantú relata: No sólo fueron jurídicos, administrativos y políticos los ‘consejos’ de Zavala a los norteamericanos; les dio a los tejanos, además, su bandera: ‘Generalmente se ignora que como miembro de la comisión designada para escoger una bandera para Tejas, Zavala hizo un dibujo que fue adoptado y que parece ser idéntico al actual.

Zavala asistió como diputado, en la convención que declaró la independencia de Tejas, el 2 de marzo de 1836, como república libre y soberana, designando presidente a David G. Burnett y a Lorenzo de Zavala, vicepresidente.

Fungió como intérprete, en la firma de los Tratados de Velasco, firmados por Santa Anna en su condición de prisionero de los tejanos el 14 de mayo de 1836.

Ya había perdido su nacionalidad mexicana por considerársele traidor. Falleció en Austin, Tejas, el 15 de noviembre de 1836, al morir de pulmonía, resultado de que en el río Buffalo, al volcarse la canoa en que viajaba con sus hijos, puso al más pequeño sobre el bote y nadó hasta la orilla, en donde, empapado, le sorprendió una fría ventisca.

Reflexión de hoy, 5 de octubre de 2019:

Me quedo esta semana para reflexionar solamente con este último y nefasto, funesto, ominoso, sombrío, fatídico, abominable y despreciable personaje. Usted, querido lector, bien sabe que no acostumbro a dedicar tanto espacio a un solo personaje, ni otorgar adjetivos calificativos, pero, tratándose de un gran traidor como éste, considero importante perfilarlo.

Como podrá observar, hubo un momento que Zavala deseaba ver en el trono a Alfonso Mancilla de Teruel, como Moctezuma III, lo que además, con su evidente apoyo inicial a Iturbide, lo hacía pro-monárquico. No obstante, los traidores están al acecho día y noche. No descansan. Cuando pudo, le dio la espalda, se volvió republicano y liberal, y sin más se vendió a Poinsett, quien se sabe poco de éste, pero en realidad era el encargado en jefe de hacer crecer a los Estados Unidos hasta la Patagonia, a través de la creación de logias yorkinas de norte a sur, y de este a oeste.

Como buen masón, no soportaba la presencia de la Iglesia Católica y el camino fácil era disminuirla o de preferencia, destruirla. La idea era robarle sus bienes. Usted, querido lector, sabe que soy anti-clero-cúpula, que ante tanta pobreza, ostentan lujos y excesos, pero no soy anti-religión católica. Me he cansado de decir, que para mí, lo primero es el respeto a la propiedad privada, y la forma más sencilla de robarla es siendo gobernante. Así que ¿precursor de las leyes de reforma? ¡No señor! Zavala debe haber inspirado a Lerdo de Tejada, a Juárez y a Calles. Ni duda al respecto.

Dijo: "En Tejas me ocuparé de mis intereses privados, sin olvidar mi noble título de ciudadano mexicano”. La primera frase no dejó lugar a duda. La segunda la corrijo: "sin olvidar que fue el peor de los mal nacidos mexicanos”.

Ahora bien, saque usted sus conclusiones de como habrá traducido los tratados de Velasco, donde se le imputa de traidor a un Santa Anna preso y vencido en San Jacinto, por cierto, a las orillas del río Buffalo… así es… ese mismo donde Zavala se enfermó para morir irremediablemente.

No le duró el gusto del 2 de marzo al 15 de noviembre. No pudo disfrutar su vicepresidencia, y en ocho meses habría muerto el más grande de los traidores en la historia de México, en el lugar donde vencieron a Santa Anna, y sin poder ver la independencia de su Yucatán natal cinco años después. Si hubiera sobrevivido, igual y México ya no tendría su península. Menos mal...

P.D. No es error ortográfico. Si es antes del 2 de febrero de 1848, siempre escribo Tejas con jota.


® DERECHOS RESERVADOS

CLAUDIO MÁRQUEZ PASSY


Si deseas conocer otras entrevistas con grandes personajes de nuestra historia, pongo a tu disposición mi primer libro "Entrevistas en el tiempo 1519 - 2019", o el segundo: "La Grulla Parda", que es un emocionante viaje durante la invasión de América... o debo decir: ¿conquista?




 

CLAUDIO MÁRQUEZ PASSY

VER CURRICULUM

Todos los derechos reservados.