Inicio


LA HABITACIÓN DEL TRAIDOR




EL ARTE DE LA POLÍTICA

28 de febrero de 2020


Inicio esta nueva columna con un título por demás sugestivo; pero antes le entrego algunas afirmaciones, las cuales, si yo fuera político, le diría que se me acaban de ocurrir.

1.- Es muy difícil hacer compatibles la política y la moral. Sir Francis Bacon.

2.- La política no es una ciencia exacta, sino un arte. Otto von Bismarck.

3.- La política es el campo de trabajo para ciertos cerebros mediocres. Friedrich Nietzsche.

4.- Nadie puede adoptar la política como profesión y seguir siendo honrado. Louis McHenry Howe.

La cita de Otto von Bismarck, es quizás la más ecuánime de todas, y coincido que la política es un arte. No me queda la menor duda. Sin embargo, es el único arte susceptible de prostituirse en el momento mismo que se inicia su práctica dentro de la gobernación. La herramienta del político en funciones, serán la traición y la negación, las cuales no funcionan si no van de la mano.

Cabe aclarar que un estudioso de la política no es político, sino hasta que se sirve de ella en los asuntos públicos, y la usa como negocio buscando lucrar, en virtud de no haberlo logrado de forma particular. Nietzsche, se queda corto al decir que solo "ciertos cerebros mediocres”. Si Howe, afirma que no se puede seguir siendo honrado al ser político, y que varios autores coinciden que es un arte, entonces yo afirmo que: "La política es el arte de la traición".

Bacon afirma que son prácticamente incompatibles la moral y la política, y yo creo, más aun, que son palabras antónimas, donde la moral será sustituida por la traición sistemática. Empero, hay grados, hay niveles, donde los mediocres pequeños de Nietzsche, se quedarán agazapados detrás de la puerta, y los mediocres grandes, saldrán a ostentarlo hasta el más injurioso cinismo.

El político es un traidor de oficio. No hay excepciones; tarde que temprano traicionará a otros políticos o a la sociedad. Si la traición es hacia la sociedad, ésta se dará cuenta tarde que temprano cobrándose muy caro el agravio, y expulsando al príncipe del trono. El traidor busca traicionar, y teme ser traicionado, por lo que su traición y su defensa las concebirá en la más absoluta de las soledades, encerrado en "La Habitación del Traidor”.

Una vez adentro de esta asfixiante habitación, el traidor pondrá sobre la mesa, los naipes que dicen, perjurio, deslealtad, infamia, vileza, falsía, complot, intriga, ingratitud, y muchos más, para barajarlos todos, y planear su siguiente aparición.

El propósito y propuesta concreta de esta columna será buscar la forma de autogobernarnos con la menor cantidad de políticos, los cuales no será sencillo sacudírnoslos, y entretanto, conformarnos con lo que dice Bernard Shaw: "La democracia sustituye el nombramiento hecho por una minoría corrompida, por la elección debida a una mayoría incompetente”. Yo le agrego: y a otra mayoría indolente e invisible que jamás se presenta en las urnas.

"Si yo, atenienses, dijo Sócrates: me hubiera dedicado antes a la política, ya estaría muerto desde hace tiempo, y no habría podido ser útil a vosotros ni a mí mismo”. Así que, la política deberá ser ejercida por…

Continuará la próxima semana…

® DERECHOS RESERVADOS

CLAUDIO MÁRQUEZ PASSY





 

CLAUDIO MÁRQUEZ PASSY

VER CURRICULUM

Todos los derechos reservados.