Inicio


LA HABITACIÓN DEL TRAIDOR




SEVERIDAD O CLEMENCIA

6 de marzo de 2020


Porque con poquísimos ejemplos de severidad serás mucho más clemente que los príncipes que, con demasiada clemencia, dejan engendrarse desórdenes acompañados de asesinatos y rapiñas, visto que estos asesinatos y rapiñas tienen la costumbre de ofender la universalidad de los ciudadanos, mientras que los castigos que dimanan del príncipe no ofenden más que a un particular. Capítulo XVII, De la severidad y clemencia. El Príncipe. Niccoló Machiavelli. Florencia, año de 1532.

La semana pasada propuse autogobernarnos con la menor cantidad de políticos, pues sería una utopía suponer que dejaran de existir. Por lo mismo, pregunté: ¿Quién deberá ejercer la política? Mi propuesta es que debe ser la sociedad civil. O sea, usted y yo, ya sea que usted genere sus propias propuestas, o si acaso le convence lo que aquí escribo, la transmita a sus amigos y conocidos. Queda claro que Sócrates era un filósofo que parecía alejado de la política, y era paradójicamente, quien estaba más cerca de ella. Resultaba un peligro para Atenas, era la verdadera oposición, y el mayor contrapeso de los políticos de oficio que controlaban la gobernación. Ergo, seamos como Sócrates.

Desde el 24 de febrero está en curso un paro nacional liderado por el Congreso Nacional Ciudadano, organización celular que agrupa a más de dos millones de ciudadanos mandantes, quienes buscan ante las actuales circunstancias ejercer el 39 constitucional. Ayer se dio una mega marcha en Puebla, compuesta de estudiantes universitarios, y el próximo lunes 9 inicia el paro nacional de las mujeres. Estos son tres botones de muestra que si acaso yo debiera creer en un "contrato social” como el que plantea Rousseau, entonces queda claro que éste ya no existe, pues la primera cláusula que es la seguridad ya está violada, y se ha convertido en asesinatos y rapiña solapados por el actual gobierno. Ovidio y compinches, deben estar con fuerte dolor de estómago de tanto reír, además de estar cerrando nuevos contratos con gobiernos traidores a nivel municipal, estatal y federal.

En la habitación del traidor en Puebla, se urdió la contestación oficial: "Es culpa de la sociedad y de la policía”. En Palacio Nacional se le acabó la imaginación, pues siempre son los conservadores los culpables de asesinatos y rapiñas. A ver… un mínimo de lógica: los conservadores queremos conservar y no destruir lo construido, que con todo y sus defectos, éstos son perfectibles. Tanto desorden mental y obsesión destructiva, solo se explica por una esquizofrenia paranoide, disartria y muy especialmente el síndrome de Hubris, que varios expertos ya le han diagnosticado.

Sigo con Maquiavelo, que decía: "El que es elegido príncipe con el favor popular debe conservar al pueblo como amigo”. Al respecto, esta semana la encuesta del periódico Reforma, arrojó la opinión sobre el ocupante de la habitación del traidor: En Marzo de 2019 el 78% lo aprobaba, y en marzo de 2020 solo el 59% lo aprueba. En marzo de 2019 el 18% lo desaprobaba, y en marzo de 2020, el 35% lo desaprueba. Para comprender mejor, hay que restar: En 2019 tenía un diferencial a favor del 60%, y en 2020 solo 24%. A este ritmo estará bajo cero en 2021. Es la ley de la "gravedad”.

Habrá que ver que sucede primero: o la caída natural del protervo ocupante de esa habitación en Palacio, en virtud de que evidentemente ya no tiene al pueblo como amigo, sino solamente otros aduladores, serviles, y zalameros en el gabinete y el congreso, además de sus bots a sueldo; o como le hizo Juárez, cuando vio que se le iba la silla de las manos, y que fue decretar el estado de excepción. Por ahora le refutaría a Maquiavelo diciéndole que: "Clemencia es igual a complicidad”. Entonces: ¿cómo recuperar el "orden y progreso” para México? Ya lo platicaremos la próxima semana.


® DERECHOS RESERVADOS

CLAUDIO MÁRQUEZ PASSY





 

CLAUDIO MÁRQUEZ PASSY

VER CURRICULUM

Todos los derechos reservados.