Inicio


EFEMÉRIDES Y REFLEXIÓN



INVASORES INVADIDOS

10 de agosto de 2019

 

―3 de agosto de 1821. Juan O´Donoju inicia el cargo de Jefe Político de la Nueva España.

El cargo de virrey ya habría dejado de existir, aunque a O´Donoju se le considera el último de ellos. Este personaje llega a ocupar el cargo de Jefe Político de la Nueva España en Veracruz, y se encuentra con Iturbide para negociar los Tratados de Córdoba, donde España reconocería la Independencia, y estos se firmarían el 24 de agosto. Fernando VII jamás los aceptó. Francisco Novella que habría sustituido al último virrey de la Nueva España, Juan Ruiz de Apodaca, aceptó frente a una junta con el clero, ayuntamiento, diputados y militares a que O´Donoju asumiera ese cargo el 13 de septiembre. El 27 de septiembre, día que entra el ejército Trigarante a la capital, O’Donojú entrega el mando a Agustín de Iturbide.

―6 de agosto de 1913. Primer gran reparto de tierras en la revolución.

Para eso son las revoluciones, o ¿qué pensaba? pues para repartir tierras de otros. Si bien el aparente gran abuso de Porfirio Díaz fue la regularización de tierras en el norte del país a través de las compañías deslindadoras, tema que sería muy complicado discutir en un párrafo, peor fue repartirlas bajo títulos de propiedad que decían: "Hecho por mandato del pueblo, y ejecutado por Lucio Blanco”. Este "papelito” ya eran las flamantes nuevas escrituras de estos revolucionarios, Francisco J. Múgica y Lucio Blanco. Independiente al abuso que si existió de las compañías deslindadoras, al menos se respetaban los títulos que salieran a relucir con antecedente registrales, y el resto se deslindaba, se hacía un plano, se inscribía en el registro público de la propiedad y así comenzaba la vida jurídica de cada inmueble. Ya me da pánico la frasecita: "por mandato del pueblo”.


―7 de agosto de 1846. Desembarcan los estadounidenses en el puerto de San Pedro, cerca de Los Ángeles, California.

Eran casi diez frentes que tenía Estados Unidos en la guerra declarada a México desde el 13 de mayo. Además del norte con Taylor, de Veracruz con Scott, el siguiente en importancia era Stockton en la alta California, la cual, de la misma forma que Texas, ya se había declarado la República del Oso desde el 14 de junio. Este territorio estaba desatendido, desocupado, y sin administración real por parte del gobierno mexicano. Todo indica que los gringos se lo encontraron con la mesa puesta para pasar a ocuparlo. Las autoridades civiles y militares mexicanas simplemente emigran al Estado de Sonora. La artillería y pertrechos quedan en manos del enemigo. Los invasores toman los puertos de San Diego y Santa Bárbara. La ocupación completa de la Alta California se realiza sin resistencia alguna por la carencia de recursos y por la división de las autoridades en el centro y las provincias. Aunque posteriormente, en septiembre, los mexicanos californianos intentaron librar algunas batallas para librarse del invasor, ya era muy tarde, y perdieron lastimosamente. Si está pensando en echarle la culpa a alguien, ya sabe… por si se le ofrece, ahí está Santa Anna. Como dato curioso, el día anterior, el 6 de agosto iniciaba la presidencia Mariano Salas, ocupando la silla que dejaba Nicolás Bravo. ¡Bravo!

―7 de agosto de 1900. Surge el periódico Regeneración de los hermanos Flores Magón.

Los hermanos Jesús y Ricardo Flores Magón inician una férrea campaña anti porfirista con esta publicación, la cual se va radicalizando hasta que son perseguidos al punto de huir a San Antonio, Texas, en 1904, donde continúan sus ediciones. De ahí siguen huyendo a San Luis Missouri para poder continuar con la impresión. En el año de 1902, es encarcelado Ricardo en la cárcel de Belem, y al salir funda otra publicación llamada "El hijo del Ahuizote”. Ambos hermanos serán los verdaderos agitadores, y al final anarquistas, que provocarán la acción de muchos actores, entre ellos el líder de todo el movimiento revolucionario, Francisco I. Madero, quien publicará en 1909, su libro: "La Sucesión Presidencial en 1910”, que será el detonante de la conflagración armada. Para aquellos lectores que saben lo mal que me cae Morena, no es solo por lo que representa, sino más que nada por lo copiones y faltos de originalidad: Movimiento "Regeneración” Nacional.

―8 de agosto de 1879. Nace Emiliano Zapata Salazar.

Querido lector: si de niño hubiesen entrado a su casa, lo hubieran sacado a punta de bayoneta, le hubieran invadido y despojado de su propiedad, y el criminal, además, hubiera sido su vecino colindante, puedo asegurarle que el resto de su vida hubiera llevado un destino diferente. Esto fue lo que le sucedió al niño Emiliano, con solo 8 años de edad. Como sea, al morir su padre, el joven con 16 años hereda propiedades suficientemente rentables que no le obligaban a trabajar. Su situación era acomodada. En 1905 (a sus 26 años) ya estaba involucrado en muchos problemas de tierra, pues en todo el estado las boyante industria azucarera devoraba tierras adyacentes para crecer y proveerse de agua y mano de obra. El sistema de los hacendados era el despojo. Para el año de 1909, el gobernador Pablo Escandón expidió algo llamado: "Decreto sobre revaluación general de la propiedad raíz del estado de Morelos”, que "extinguía” todos los litigios pendientes sobre tierras, aguas y montes, a favor de quien los manifestara. Así como lo lee, querido lector. De un plumazo, aunque tuviera sus escrituras en perfecto orden. Estoy seguro de que si este gobernador, no hubiera sido respaldado por Díaz, pero lo increíble, por Madero, el destino de la revolución mexicana hubiera sido totalmente diferente. Villa dependió de Zapata y viceversa.

Llegó el momento que Zapata fue presionado a tomar las armas, pues por las buenas ni lo escucharon. En el plan de Ayala promulgado el 28 de noviembre de 1911, Zapata desconoce a Madero, lo que deja ver con toda claridad que no había una sola revolución, sino cada actor dirigía la propia. Ni Díaz, ni Madero, ni Carranza pudieron comprender las legítimas demandas de reivindicar las tierras despojadas de toda la región por los hacendados. Esto orilló a Zapata a darles una probadita de su propia sopa. El comenzó a despojarlos y a repartir las tierras, todavía con la visión de justicia de que terminada la revolución, si a un hacendado se le hubiera despojado injustamente podría reclamarlo en tribunales.

Los hacendados invasores, terminaron siendo invadidos.

Zapata jamás requirió apoyo gringo, a diferencia de Madero, quien para colmo alguna vez lo trató de sobornar con regalarle una hacienda para que dejara las armas. Sigo pensando que Madero era muy inocente, casi tonto, pues recibió esta respuesta: "Señor Madero: yo no entré a la revolución para hacerme hacendado, si valgo en algo, es por la confianza que en mí han depositado...quienes creen que les vamos a cumplir lo que se les tiene ofrecido".

Repasando a todos los actores de la revolución mexicana, creo firmemente que este personaje fue el único que la vivió de una forma genuina, congruente, con estrategia y gran perseverancia. Habría de morir el 10 de abril de 1919, acribillado en la hacienda de Chinameca, en una emboscada planeada por Jesús M. Guajardo y ordenada por Venustiano Carranza.

―9 de agosto de 1855. Sale Santa Anna de la capital, para exiliarse días después rumbo a Cuba.

Indiscutiblemente la onceava presidencia de Santa Anna, que habría iniciado en 1853, sería la peor. El no la buscó. Lo llamaron y le ofrecieron la dictadura, la cual no supo ejercer, y fue caótica. Sin embargo hay que reconocerle, lo que en diversas ocasiones he mencionado, que su negociación de la venta de la mesilla evitó la pérdida de otra mitad del territorio mexicano. Para entonces salía hacia la isla con 61 años de existencia, sin media pierna y uno o dos dedos menos.

―10 de agosto de 1783. Nace Vicente Guerrero Saldaña.

Tome nota de un dato más que coincidental. Simón Bolívar, Vicente Guerrero, y Agustín de Iturbide, nacen el mismo año de 1783. 24 de julio, 10 de agosto, y 27 de septiembre respectivamente. Los tres traían el tema de la independencia predestinado, y los tres la vieron concluir. Como sea y entrando al tema, creo que hubo dos Vicentes, el independentista, y el traidor. Si bien supo que le convenía rendirse y pactar con Iturbide el 14 de marzo de 1821 en Acatempan, del mismo modo llevaba seis años luchando sin estrategia alguna que no fuera la guerrilla, tema que ocupan los idealistas sin plan. Cuando Guerrero le dice a su padre que no capitularía a cambio de un mejor rango y dinero, y le contesta con la frase que hoy enmarca el salón de congresos, que dice "La Patria es primero”, debo ser objetivo y pensar que en ese momento, ni había patria, ni había país. Gracias a la astucia y habilidad de Iturbide quien lo buscó, y no al contrario, es que hoy podemos decir que a partir del 28 de septiembre del mismo año, nació el México que hoy tenemos. Hasta aquí el Guerrero independentista. Para 1823 ya conspiraba contra su aliado, es decir a quien había abrazado, y si hasta aquí fuera, no sería tan grave. No obstante, ya estaban en escena Joel Poinsett quien habría convencido al yucateco vende patrias de Lorenzo de Zavala y a José Miguel Ramón Adaucto Rodríguez y Félix, alias Guadalupe Victoria, para unirse a la logia masónica yorkina, y destrozar el imperio mexicano. A partir del infame, vil, abyecto y despreciable fusilamiento de Iturbide, la suerte de México quedó escrita.

Reflexión de hoy, 10 de agosto de 2019:

Siempre he afirmado que no hay acto más cobarde, cuando el ofendente se hace el ofendido, y peor aun cuando el invasor dice que es el invadido.

Me refiero al loco desquiciado, no creo que terrorista, quien se lanzó a disparar en una tienda en aquella ciudad de El Paso, y que alguna vez el invasor Polk la tomó por la fuerza de las armas, con muchas otras ciudades más. Lo que me queda claro, es que desde el actual presidente gringo, hasta este asesino solitario ―eso creo― están en la misma frecuencia, donde ideas de invasión pasan por su enferma y paranoica cabeza xenófoba, razón por la cual el lunático anaranjado tiene la fijación mental de hacer un muro para que no lleguen más mexicanos. Cuando acabe de construir su barda, si es que lo logra, ―no lo creo― la migración será por drones como el que acaban de presentar en Francia el pasado 4 de julio, y que por cierto, ya logró cruzar el canal de la mancha de un jalón. Así que todo es cuestión del tipo de servicio y precio que se ofrezca al migrante, el cual no niego que sea también un invasor.

Ahora bien, los 36 millones de mexicanos radicados en Estados Unidos son una realidad, y esta cantidad no disminuirá. Por el contrario, crecerá por simple reproducción demográfica y no por migración. Esta población equivale por diferencia de un millón menos, a la población de Canadá que tiene 37. Entiendo la preocupación de los gringos, y no sólo no me preocupa, sino que en el fondo me alegra que nuestros connacionales lleven décadas invadiendo y ocupando lo invadido y robado en 1848. Además, muchas gracias por las remesas. No puedo imaginar la economía de México sin este rubro. 

Se me ocurre un nuevo refrán: "Invasor que invade a invasor, tiene cien años de perdón". 

Finalmente y para cerrar, sigo meditando sobre la ley de extinción de dominio, de la cual ahora revisé la lista de los que votaron para su aprobación. Como ya he mencionado en anteriores artículos, no me extrañan las focas locas aplaudidoras morenistas que se creen legisladores, y que apuesto diez a uno que la mayoría ni la leyeron. Lo que me resulta inverosímil, y se lo dejo a su consideración, es que entre muchos panistas vendidos, me encontré a un diputado federal que fue ex alcalde del municipio de Querétaro, al cual yo había calificado de comunista ―ante los incrédulos oídos de mi esposa―, aquella vez que publicó una ley obligando a no cobrar las primeras dos horas de estacionamiento a todas las plazas comerciales. Yo era el que no daba crédito a esa ley expropiatoria sin fundamento alguno. Cada uno es libre de cobrar o regalar el espacio de estacionamiento, a riesgo de mayor o menor flujo de clientes, pero que sea una imposición es una pérdida patrimonial que no estaba planeada al momento de recibir la licencia de construcción. Prueba de ello que una que otra plaza se ampararon y ganaron. Ese ex alcalde panista comunista votó a favor de la ley de extinción de dominio ―publicada el día de ayer en el diario oficial, y pendiente de comentarla en próximo artículo―, dañando más la confianza del país. Afortunadamente ya se dieron a conocer, como los otros panistas que cobraron un millón de dólares cada uno, por la ley Bonilla en Baja California, y que por cierto renunciaron al día siguiente antes que los corrieran. Ahora entiendo a Felipe y Margarita porque salieron huyendo del PAN, tema que me preocupa, pues ahora ya me quedé sin partido si acaso mañana fueran las votaciones.


® DERECHOS RESERVADOS

CLAUDIO MÁRQUEZ PASSY


Si deseas conocer otras entrevistas con grandes personajes de nuestra historia, pongo a tu disposición mi primer libro "Entrevistas en el tiempo 1519 - 2019", o el segundo: "La Grulla Parda", que es un emocionante viaje durante la invasión de América... o debo decir: ¿conquista?




 

CLAUDIO MÁRQUEZ PASSY

VER CURRICULUM

Todos los derechos reservados.