Inicio

 

GRACIAS A TRUMP



21 de enero de 2021

Tiempo estimado de lectura, 21 minutos,

exceptuando los seis enlaces que se incluyen.

Ni hablar que muy pocos o nadie de los ciudadanos de a pie, sabremos jamás las realidades en las intrigas de la corte. ¿Qué está pasando por la mente del xenófobo, misógino, y bronquero de Trump? ¡Vaya usted a saber!

Y de este lado del río Bravo ¿qué apuesta se está jugando la copia bananera de populista con síndrome de Atila? ―pues por donde pasa el macuspano no vuelve a crecer el pasto―: ¡Ni idea!

Querido lector: intentaré escribir, quizás uno de los artículos más complicados que haya hecho en veinte años, el cual, por la cantidad de información procesada, espero aportar mi interpretación a los hechos que tenemos a la vista y alcance de un tecleo en nuestro teléfono, gracias al estar conectado con el resto del mundo por la magia de la Internet.

Forzosamente tengo que regresarme a junio de 2015, cuando escuchamos aquella inmortal frase del "cheeto” gringo en campaña, donde prometió que haría un muro, y México lo pagaría, porque además expresó: "Cuando México envía a su gente, no envía lo mejor, no los envía a ustedes. Están enviando gente con montones de problemas. Están trayendo drogas, están trayendo crimen, son violadores y algunos asumo que son buenas personas, pero yo hablo con guardias fronterizos y eso tiene sentido común”. ¿Qué intentó decir con esto?

Créame que después de cinco años, he tenido tiempo de meditar esta diatriba. ¿Tenía derecho Trump a levantar un muro de su lado para evitar la migración a su país? Si me dice que no, le ruego suspender esta lectura y pasar a otro asunto, pues no habrá nada más que discutir.

Si me dice que sí, es porque comparte mi opinión de que cada quien tiene derecho a levantar una barda para proteger su casa, por lo que entonces, sigamos con esta disertación...

Trump nunca impidió que un mexicano se fuera a vivir a Estados Unidos, ni presidente gringo lo ha sugerido jamás. El único detalle, es hacerlo correctamente, pasando por una aduana, con un pasaporte, y cumpliendo los requisitos que aquel país imponga, incluyendo los programas eventuales de braseros. Pasarse a la mala por donde no hay muro, o saltárselo por donde sí lo haya, traerá por consecuencia la furia del vecino del norte, y con justa razón. Muchos mexicanos se indignan cuando Trump cacareaba su idea del muro, pues pareciera que nosotros tenemos el sagrado derecho de migrar y entrar sin permiso a Los Estados Unidos, como Juan por su casa, y siempre alegando que si no fuera por ellos, no tendríamos la fabulosa cantidad de remesas que envían cada año, que por cierto en los dos últimos años ya superaron los ingresos petroleros.

Lo que en realidad están construyendo muchos mexicanos, es una falsa realidad consistente en que un padre michoacano, zacatecano o queretano, debe abandonar su familia en México, para irse a trabajar "del otro lado”, y así poder enviar "el gasto”. Todo lo anterior es habiendo cruzado el sol del desierto de Arizona, padecido una sed inimaginable, ser perseguido por las culebras y los escorpiones, no digamos por la "migra”. Lo anterior será si tienen la suerte de no ser presas de los cazadores de migrantes, que les disparan por deporte. En caso de éxito, y que aquel temerario aventurero ya esté levantando la cosecha de lechugas o lavando platos, entonces pasará a ser un extraño ciudadano de un territorio que otrora fuera nuestro, y que ahora solo tiene de mexicana su mano de obra barata e ilegal. No será gringo y no será mexicano, pues ya no puede regresar de forma que no sea con una deportación.

Para concluir este punto, el cual ha sido tema de sobremesa de más de un mexicano, queda por aclarar quién debía pagar la dichosa barda, la cual, ayer, Biden suspendió "hospitalariamente” como su primer acto de gobierno. Si desde 2016, ambos presidentes hubieren demostrado un mínimo de cordura, sabrían que es conveniente para los dos países, y se debieran haber comprometido a pagarlo a partes iguales. Total, ya pasaron cuatro años y no se pudo avanzar ni el 10% de lo prometido. Estados Unidos firmó los cheques, y México puso a la Guardia Nacional pagando su nómina en la frontera sur. Conclusión: tanta alharaca para que ambos países hicieran lo que debían hacer. Entre los dos lo han pagado en la práctica. Cada mexicano que no migra porque no puede, se ve obligado a ingeniárselas para trabajar en México. Sé que me dirá que el crimen organizado los contratará y pagará en dólares. Cierto, y eso ocurre, porque ambos gobiernos así lo desean. México debe producir lo que Estados Unidos consume, y esto no tiene reversa. Si le sigo a este tema, no termino.

Me regreso al ocupante del despacho oval, hasta el día de ayer, quien prometió el 20 de enero de 2016 en su toma de protesta como 45° presidente, que pelearía contra "el establishment”.

¿Tiene usted una idea remota lo que significó esta declaración de guerra, de un presidente que se habría montado sobre los republicanos, quienes no tenían mejor alternativa, y que los demócratas odiarían por todo el cuatrienio por haber sentido que ganaron por votos directos, y perdido por votos del colegio electoral por muy escaso margen?

Lo que voy a decirle, no me lo crea pero búsquelo en diversos medios del día 21 de enero de 2017. En su discurso dijo textualmente: "Durante mucho tiempo un pequeño grupo se ha repartido el poder mientras vosotros asumíais el coste. El establishment se protegía a sí mismo. Y eso cambia justo ahora”. Trump rompía lanzas contra los poderes fácticos, contra lo que muchos en la red describen como el "estado profundo” o "Deep State”, y en todo caso miembros del "Club Bilderberg” o "Congreso de Davos”. Por favor… para no alargarme en exceso, busque usted mismo en videos o en Google, a que me refiero con lo anterior. Mientras tanto, ese día 21, el clan monolítico de los Clinton, Obama, Pelosi, Biden, y aunque no lo crea, Bush, no durmieron esa noche.

Lógica fue la reacción de que "los rusos” metieron la mano en las elecciones, tema que ni el "impeachment” o intento de proceso de destitución pudo demostrar, teniendo un costo altísimo para los demócratas. Putin solamente se reía, y creo que no ha dejado de reírse al día de hoy. Por supuesto que una buena colección de correos electrónicos de Hillary, están en algún archivo de la Casa Blanca, o más bien en la casa de Trump, quien con la invaluable ayuda que Julian Assange habría tenido acceso para coleccionarlos a través del mayor enemigo del poder fáctico que es "WikiLeaks”. En resumen, los demócratas se cansaron durante cuatro años diciendo que hubo fraude en las elecciones del 2016, y el proceso de impeachment, fue la mejor prueba de ello.

Y como ya me acerco a la mitad del presente coloquio virtual entre usted, otros lectores y yo, entro al tema. Las elecciones del 3 de noviembre:

Habían dado las 12 de la noche y yo seguía pendiente de los videos y mapas interactivos en vivo, viendo cómo se iban cumpliendo los pronósticos matemáticos de este sitio: http://primarymodel.com/ donde Helmut Northpoth le daba una ventaja arrolladora a Trump, de 91% contra 9% de Biden, basado en el simple estudio de las elecciones primarias, y nada de encuestas que demostraron ser una falacia. Antes de irme a dormir, Trump llevaba una clarísima tendencia de 300 votos electorales, y en un rápido conteo que yo hice, me quedé convencido de que no bajaría de 290. Simplemente en el estado de Pennsylvania (el estado con mayor historial de fraude) llevaba 600,000 votos de ventaja sobre Biden, con un conteo del 65%. Missouri y Míchigan eran de Trump, y Georgia y North Carolina era tal la ventaja que no habría la menor duda. North Carolina seguía siendo de Trump pero, de forma por demás cuestionable, perdió arrolladoramente frente a Biden. El estado -demócrata- y natal de Biden, Pennsylvania, en los siguientes días comenzó a invalidar a Trump, y favorecer al demócrata. Extrañamente, los controversiales votos por correo comenzaron a llegar al cierre de las votaciones de las casillas, literalmente en carretillas. Esto sigo sin comprenderlo. 100 millones de votos por correo es algo que se antoja incontrolable, y muy corruptible, por más que me digan conspiranoico. Aquí le dejo otra liga muy interesante: https://tinyurl.com/y6f4bcfp de un artículo llamado: "Existe una evidencia matemática innegable de que se están robando las elecciones”.

No soy científico, pero si tuve una materia en preparatoria que se llamaba estadística, y cuando una tendencia es fuerte y clara en un conteo de dos terceras partes, tiene que suceder algo anormal para revertirla. Resulta que los demócratas alegan que desde siempre, todos los votos por correo son mayoritariamente de su partido. Este argumento es matemáticamente imposible. Si un estado está votando en vivo con determinada tendencia, será por algo, pero si en los siguientes días esta votación da la vuelta, es porque, como diría de niño: "hubo mano negra”. Ventanas tapiadas, prohibición de que entraran observadores, boletas emitidas por miles de fallecidos, alguno que nació en el siglo XIX votó, gente entrando de último momento con armones llenos de cajas con paquetes de votos, y boletas de republicanos puestas del lado de los demócratas, son solamente algunas de las cosas que se comenzaron a publicar en redes, y hoy se están investigando minuciosamente. De verdad no sé porque los demócratas no contrataron al doctor en "eleccionología” Manuel Bartlett, quien con toda la experiencia en estos asuntos, les podría haber asesorado y evitado tantas vergüenzas de no saber cómo controlar una votación. A la mejor con un depa en Miami se hubiera contentado, para pasar de 23 a 24 propiedades.

Continúo con algunas preguntas para que usted me dé las respuestas:

Después de haber perdido los demócratas las elecciones por voto del colegio electoral en 2016, frente a un patán independiente que no le rinde cuentas a nadie, y menos al "establishment” ¿Cree usted que ahora tomarían el riesgo de volverlas a perder?

¿Cómo fue que todos los medios de Estados Unidos suspendieron simultáneamente a las 7:26 de la noche del 6 de noviembre la conferencia de Trump? ¿Quién dio la orden? ¿Quién diablos es el Joseph Goebbels que dirige actualmente el ministerio mundial de propaganda?

¿Por qué todos los medios manejaron la misma frase después del corte diciendo a coro: "This is extremely dangerous to our democracy”?

¿Por qué Jorge Ramos dijo: "Estamos dejando la conferencia de prensa de Trump... Esto es importante. Parte de las cosas que dijo el presidente son mentira. No es cierto lo que dijo respecto a que votos ilegales están evitando su victoria. No ha presentado ningún tipo de evidencia de que eso está ocurriendo"?

¿Por qué el "valiente” periodista mexicano, auto expatriado, no "soportó” dejar hablar a Trump, así fueran puras boberas, pero tiempo atrás si aguantó la humillación cara a cara con Maduro y Chávez?

¿Qué sabía la revista más influyente del mundo "The Economist” de octubre, que en su portada intituló "Why it has to be Joe Biden?

¿Qué sabía esta revista que usted o yo ni imaginamos siquiera?

¿Sabía usted que esta revista pertenece mayoritariamente a la histórica mafia financiera de la familia Rothschild?

¿Por qué cree que Twitter eliminó gran cantidad de tuits a Trump, y en otros tantos, insertando notas que decían: "esta afirmación sobre fraude electoral está en disputa” , y finalmente le canceló su cuenta, siendo presidente de Los Estados Unidos de América?

¿A que le teme, o quien le habrá pagado a Jack Dorsey, el dueño de esta red social?

¿Porqué no dudó en seguir la cola del burro el tal Zuckerberg, haciendo lo mismo con la página de Trump en Facebook? La traía atrasada por la comparecencia que fue victima durante el gobierno del republicano, y quiso tomar revancha.

¿Cuántos canales de You Tube fueron censurados por mencionar palabras "sensibles” como Trump, Biden, elecciones, y muy especialmente la palabra más atacada por esta red que fue "Coronavirus”?

No nos compliquemos… el que nada hace, nada debe, entonces ¿por qué tanto esconder y evitar una revisión detallada de cada voto? (antes de que los quemen o escondan) lo digo por experiencia propia, pero que los gringos no tienen.

La cibercracia compuesta por You Tube (de Google), Amazon y Apple que invalidaron a "Parler”, Twitter, Facebook y Microsoft, dejaron ver un músculo inverosímil. No obstante, La Internet es de lo poco bueno que le queda a la humanidad, y ni ellos juntos podrán jamás controlarla, prueba de ello la aparición de nuevas opciones como el caso de Telegram.

Continúo con las preguntas:

¿Sabía usted que Biden -demócrata- participó activamente en la guerra de Irak, Siria y Afganistán, de la mano de Obama -demócrata-?

¿Sabía usted que Andrew Jackson el 7° presidente -demócrata- fue el que promovió la independencia de Tejas y mantuvo preso a Santa Anna, cuando este territorio no era de Estados Unidos?

¿Sabía usted que James K. Polk, 11° presidente -demócrata- nos "compró” por 15 millones de pesos, dos millones de km2, mientras mantenía la bandera de barras y estrellas en Palacio Nacional, y que al mismo tiempo le hacía una oferta a España por 100 millones por Cuba?

¿Sabía usted que las manifestaciones de Antifa y Black Life Matters, pagadas y coordinadas por George Soros, ocurrieron en estados -demócratas-?

¿Recuerda que la muerte de George Floyd fue en Minneapolis, Estado -demócrata- de Minnesota?

¿Sabía usted que Trump despidió el pasado lunes 9 de noviembre al Secretario de Defensa, Mark Esper? La razón que al parecer motivó dicha remoción, fue que no respondió al llamado de intervenir en las manifestaciones antes mencionadas.

¿Sabía usted que el mismo día 9, el fiscal general William Barr, insistió en que fueran investigadas todas las posibles anomalías en las elecciones? Y después… ¿qué pasó?

¿Observó que el anuncio de las vacunas de Pfizer se dio una vez que Biden llevaba la delantera, y cantidad de medios y países ya lo habían reconocido y felicitado?

Al respecto anterior ¿observó la extrañisi-si-sima coincidencia de la pandemia con el año de elecciones?

¿Observó la campaña de Biden como "presunto” presidente, diciendo que todos usarán cubrebocas y las vacunas serán gratis?

¿Tiene usted una remota idea cuánto poder extra adquiere un gobernante con el tema de la pandemia?

¿Imagina usted cuándo estarán dispuestos los gobernantes del mundo a soltar esta nueva forma de poder, que jamás imaginaron tener?

¿Supo usted que fueron 100 millones de votos por correo, gracias al miedo por contagio de no ir a las urnas? Esto jamás había sucedido en la historia de la humanidad.

¿Tiene usted una idea como le hubiera ido a Trump si no hubiera habido pandemia?

¿Sabía usted que Biden estuvo fuera de circulación siete meses por un aneurisma en el cerebro, y que ya había tenido otro en el pulmón?

¿Se ha dado cuenta de las lagunas mentales que sufre constantemente Biden en público, los achaca a un tartamudeo que dice que tuvo de niño, y que nunca fue así?

Bajo las condiciones anteriores ¿Imagina al "nuevo” (ironía) presidente Biden, sabiendo que traerá consigo las 24 horas el maletín con el botón rojo?

¿Sabe usted lo que negoció Trump con Kim Jong Un, o entre Israel y Palestina, y el estate-quieto que le dio a Irán eliminando a Qasem Soleimani de un solo disparo, que hoy tiene al mundo en relativa paz?

¿Sabe usted que Trump estaba nominado para el nobel de la paz para 2021?

¿Se dio cuenta que Obama buscó la paz haciendo la guerra, y Trump buscó la paz negociándola, y que Obama obtuvo el nobel de la Paz?

¿De verdad… pero de verdad cree usted que Trump habría planeado la toma del Capitolio? Para encontrar al criminal, normalmente hay que buscar quién se benefició del crimen.

¿Por qué la Suprema Corte no admitió las demandas y colección de pruebas de manipulación de las computadoras "dominion” que dieron la ventaja a Biden? ¿Negarse a escuchar? ¿Esto es justicia, o digamos, elemental democracia?

¿Sabe usted quien es el jesuita Leo O´Donovan, quien ungió a Biden minutos antes de la toma de protesta? ¿Por qué un jesuita, y no un franciscano, dominico o carmelita descalzo? Otro día abordaré el tema del papa Francisco y de los jesuitas a profundidad, pero solo le pido no perder de vista a Biden, quien seguirá a pie juntillas la agenda 2030 del ocupante del trono de San Pedro.

Si Bush ―el más anti republicano y que ahora no se despega de los demócratas― fue capaz de tirar las torres gemelas y bombardear al pentágono, lo del capitolio parece juego de niños y una táctica mediocremente planeada, pero los gringos son capaces de planear temas como estos. Recordemos Pearl Harbor, para con ello poder lanzar las bombas en Hiroshima y Nagasaki, las cuales ya estaban listas y empacadas. Franklin D. Roosevelt —demócrata— fue quien se hizo el desentendido con el ataque de los japoneses, y Harry S. Truman  —demócrata— fue quien dio la orden de lanzar sendas bombas atómicas.

Todo lo relatado anteriormente son apenas unos cuantos hechos, para que usted los interprete.

¡Aaaah! ¡Ya lo caché! ¿Acaso cree que ya me volví trumpista u obradorista? Si eso cree, la invitación sigue en pie: cierre este artículo y a otra cosa. Pero si tiene algo de curiosidad, entonces todavía le falta algo por leer.

¿Trumpista yo? Querido lector: si es que me sigue leyendo, y se lo aprecio muchísimo, a estas alturas ya sabrá de mi fascinación por la historia. Si un tema tengo razonablemente estudiado por todos sus ángulos, es precisamente la convulsa relación histórica entre México y Estados Unidos. ¿Acaso seré masoquista para sentir un gramo de empatía por Trump? Allanemos dudas: mi aversión por los gobernantes de Los Estados Unidos está más vigente que nunca, sean demócratas o republicanos. No obstante, reconozco muchas virtudes que de los estadounidenses debiésemos aprender, pero eso lo dejo para otro día. Por ahora, trato de comprender como está el tablero de todos los actores políticos, y por eso le puse al presente artículo "Gracias a Trump”, pues precisamente muchísimos de estos jugadores de la más baja y prostituida política mundial, ya se dieron a conocer. Trump, para su desgracia, no es político. Chequemos, y comienzo por el inquilino que no quiere pagar renta en Palacio, quien se negó a felicitar a Biden, y en un momento abundaré con él.

Continúo con Macron, Maerkel, Johnson, Trudeau, y "n” socialistas, progresistas, o el nombre que quiera darles. Todos ellos pseudo izquierdosos oportunistas de closet, que no tardaron en aceptar como presidente a Biden, cuando un neófito en la materia (yo) puede darse cuenta de que las elecciones no habían terminado, los conteos seguían, y además con denuncias que deberán ser resueltas por la suprema corte, tarde que temprano. Entonces…¿cuál era la prisa? ¿qué les pasaba? fecha límite para todo lo anterior fue el seis de enero, y el final lo supimos técnicamente el día siete.

Ahora bien. ¿Pensaba que el macuspano haría lo mismo? Aunque es más izquierdoso, progresista -comunista- con la modalidad de dictador, es igual que Trump, pues ni hablar que es "antisistema”. Sólo en esto, son, i-gua-li-tos. Él no lo dice de esta forma, pero se refiere a los "conservadores” "mafia del poder” "fifís” y "prian”. Para él, resulta ser lo mismo, pues son los que hoy están mermando "su poder”. Si usted me asegura que Calderón ganó limpiamente las elecciones, mejor cuénteme una de vaqueros, y esta es la mayor motivación para que "aquel” no felicitara a Biden, pues le trae malos recuerdos del 2006. De que el presidente de 31 millones apostó por Trump, nunca tuve la menor duda, y ciertamente fue muy riesgosa dicha apuesta. Le voy a decir algo que le va a doler, pero que debo reconocer: el expriista, experredista, hoy morenista, y posesionario temporal de la banda presidencial, tiene un colmillo muy retorcido, y pocos políticos en este país le dan el ancho. No lo dude, porque usted podría perder objetividad en estas reflexiones que yo le comparto.

Siguiendo con otros personajes ―ahora de México― y que sorprendentemente tenían prisa de felicitar a Biden, fueron precisamente Calderón, quien presumió fotos con él. Otro fue Anaya, de quien supuse sería más conocedor y prudente. Alejandro Moreno, presidente del PRI, no podía faltar. El brillante senador regiomontano Samuel García, también tenía prisa de ponerse de tapete. De verdad que es interesante observar en estos momentos las reacciones que definen el perfil de muchos actores políticos. El periódico El Financiero, asociado a Bloomberg, parte del "establishment” mundial, y domiciliado en la capital de los poderes fácticos, o sea Londres, por decirlo elegantemente, cerró filas con Biden sin dudarlo. El Universal ha sido un poco más prudente, pero no deja de estar recargado reconociendo con media jauría de chayoteros al demócrata como el 46° presidente de Estados Unidos. De verdad que me sale del alma la canción de Juanga, "Pero que necesidad”.

De lo anterior, lo que francamente más me preocupa, es que la alianza federalista de gobernadores del norte y centro del país, se dieron a la tarea, no solo de felicitar a Biden, sino de llevarle personalmente una carta a su oficina de transición. Estos gobernadores, quienes han estado peleando una renegociación de lo que se conoce como "pacto fiscal”, han demostrado con hechos pero sin palabras, un espíritu secesioncita muy peligroso y grave para México. Este fenómeno no es exclusivo de nuestro país, sino de Estados Unidos también, que irremediablemente saldrá dañado de esta elección, pues llevan algunos años con ímpetus separatistas, conocidos como el Texit, y el Calexit (no me crea y búsquelo en Google con esas palabras), que después de haberse consolidado el 1° de enero el Brexit, tomarán mucha fuerza. En California específicamente, ya estaba el plan de incluir en las boletas del 3 de noviembre el referéndum. Pulse aquí para leer el referéndum que trae en mente el Estado que tiene el mayor número de votos electorales del país (55). Sobre el caso de Texas, puede consultar esta liga: https://tnm.me/texit

Este virus Catalán, Vasco, o Quebequiano, es muy contagioso, y además es muy complicado lograrlo, pues en el caso de California -demócrata- se requieren 38 estados que lo aprueben, o una guerra civil. Mucho me temo que los gobernadores de México no están "vacunados”. ¿Qué tiene en mente Biden? Ni idea, pero los ánimos ya están muy caldeados.

Para ir concluyendo, querido lector, hay varias cosas que debo agradecerle a Trump:

-Saber que aún hay actores como él, vulgares, bronqueros, retadores, pero que al mismo tiempo nos muestran que aún quedan gobernantes patriotas, y que sin necesidad de arriesgarse lo hacen, estando prestos en el ring en todo momento. Lo digo como si yo fuera gringo, pues como mexicano no puedo menos que despreciarlo. Por cierto… ¿alguien ha visto cantar el himno nacional al inquilino de Palacio alguna vez?

-Por otro lado, darme cuenta de que alguien con tanto dinero, y que no tenía por qué molestarse en trabajar como oficinista de la Casa Blanca, aceptó el reto de enfrentarse con más de medio planeta, es decir contra el "establishment”. Cualquier político que no es dueño ni de una taquería como el nuestro, lo entiendo, pero… ¿Trump? Recordemos que jamás cobró sueldo, pues lo donó. Es un pequeño pero importante símbolo, de alguien que jamás pensó en la Casa Blanca como un negocio.

-De que, con el pretexto de subirnos los aranceles, metió en orden al macuspano, frenando sus hordas de migrantes que por cierto, se han estado convirtiendo en Guardias Nacionales incondicionales. Biden acaba de cancelar hoy dicha orden, y ahora veremos maras salvatruchas por todo el país, disfrazados como "desdichados migrantes” que buscan una mejor vida.

-De haber entambado a García Luna y a Cienfuegos, quien, éste último fue devuelto como favor a "Juanito Trump” por posible apoyo de su visita a Washington. Esto no lo volveremos a ver con Biden, pues quizás ahora tengamos la versión de "Rápido y Furioso 2.0” que se practicó con Obama. ¿Más abrazos a los chapitos?

Al haber sido "electo” Biden, todo esto se relajará, pues sin duda alguna, la agenda de este demócrata es de corte "progresista”. No se le olvide que cada vez que escuche esta palabra, significa según "mi” R.A.E. (Real y Acucioso Entendimiento): Comunista de closet que desea todo el poder con facultades plenas para robar a sus anchas. En otras palabras, el tráfico de drogas, armas, corrupción, etcétera, entre ambos países se irá a las nubes. ¿Acaso me va a decir que el susodicho programa "Rápido y furioso” de incremento de armas de Estados Unidos a México, resulta que el -demócrata- Obama y su entonces vicepresidente -demócrata- Biden, no sabían el detalle, y que el "amigou” Calderón se hizo como la mamá del muerto?

Por otro lado, Xi-Jinping está desmantelando lo poco que queda de democracia en Hong Kong, habiendo destituido a cuatro diputados, y provocando que muchos más estén por abandonar el cargo. Es claro que Trump no ha cedido con el líder chino, pero me pregunto si Biden tendrá los pantalones para igualar o superar a una economía que ya rebasó al propio Estados Unidos.

Biden -el demócrata- es graduado en ciencias históricas y ciencias políticas por la universidad de Delaware, y supongo que conoce muy bien la historia del 7°, 11°, 32°, y 33° presidentes -demócratas- que mencioné anteriormente, y con esto va mi última pregunta:

¿Será que Biden se quede tranquilo y cruzado de brazos en temas territoriales con su propio país y/o con México, cuando estas elecciones han dejado una clara marca de balcanización pintada de rojo y de azul?

Texas realizará en noviembre de este año su referéndum para declarar su "tercera” independencia. Recordemos que la primera fue el 2 de marzo de 1836, la segunda el 1° de febrero de 1861, y hay grandes probabilidades de que este 2021, efeméride de los 200 años de la independencia de México, el más republicano de los 50 estados de la "unión”, nos quiera "robar cámara”. El gobernador texano Gregg Abbot, declaró a los medios que no reconoce a Biden como presidente y pide recuento de los votos. Ver liga: https://tinyurl.com/y4hja62a además que fue el único estado que demandó en la corte la ilegalidad de las elecciones, liderando a otros estados que se sumaron a dicha acción.

La actual alianza federalista en México, sigue en pie, y si bien solo están amenazando con salirse del pacto fiscal, todo huele a la otrora República de Río Grande, cuando Tamaulipas, Nuevo León, Coahuila y la parte sur de la recién república de Texas, en 1840 formaron ese territorio en contra de Anastasio Bustamante.

Como sea, los actuales aires secesionistas tanto de Estados Unidos como de México, son producto del exceso de poder y centralismo, pudiendo ser la primera consecuencia de gobiernos fallidos como los del actual ocupante de Palacio, como el "nuevo” de la Casa Blanca.

Cuando Trump arrancaba su mandato, le preguntaron que opinaba del Texit, a lo que respondió muy seguro: Eso no sucederá porque los texanos me aman. Así sucedió, y el estado le dio su voto, además que muchas razones por las que los texanos habrían querido separarse, se amainaron, como fue el caso de la reducción de impuestos, el fomento a la industria, etcétera. Ahora, aunque no lo dicen abiertamente, ni los californianos quieren a Biden, pues ya prometió volver a subir dichos impuestos, y ante tal escenario, Elon Musk ya se están mudando a Texas. Así pues, lo más seguro es que se junten los dos intentos de independencia este año, los cuales ya podrá adivinar la reacción del oficinista del salón oval: la represión militar, misma que ya observamos en la absurda cantidad de militares en su toma de posesión, no digamos la inexplicable presencia de buques norteamericanos frente a las costas de California. Esto fue el aperitivo.

Así que, producto de esta reflexión, de no ser periodista de medio alguno, mucho menos articulista de ninguna revista, que solo me mueve el oficio de juntar letras, y sobre todo de ser testigo de la historia que se escribe día a día, es que llego a la conclusión de que si yo fuera gringo y hubiera tenido que votar en Gringolandia, no dudaría en haberle dado mi voto a Trump, no por ser Trumpista, sino por simple conveniencia y sentido de elemental supervivencia. Por patriotismo.

En cuanto a mi frijol que aposté el año pasado, admito mi derrota, y ya estoy por enviarlo por mensajería a los que me retaron. Solo quedan algunas preguntas por demás obligadas:

¿Ganó limpiamente Biden? ¿Perdió Trump? ¿Realmente existe la democracia?

Quizás nunca sabremos la verdad, pero una cosa me queda clara: gracias a Trump, tengo el panorama un poco más claro.

® DERECHOS RESERVADOS

CLAUDIO MÁRQUEZ PASSY


¿Aún no tiene alguno de mis libros? 

Pulse la portada para realizar su pedido.





EN BREVE TOMOS 2,3 Y 4. ESTE PENDIENTE.

 



  

CLAUDIO MÁRQUEZ PASSY

VER CURRICULUM

Todos los derechos reservados.

https://soundcloud.com/user-3828468/condominio-mexico-aires-de-balcanizacion-1/s-AvH8q16wKwq