Inicio

 


EFEMÉRIDES Y REFLEXIÓN


Porfirio Díaz Mori

25 de mayo de 2019


19 de mayo de 1909

Se funda el centro antirreeleccionista.

20 de mayo de 1506

Muere Cristóbal Colón.

20 de mayo de 1520

Matanza en el templo mayor ordenada por Pedro de Alvarado.

20 de mayo de 1847

Santa Anna asume la presidencia por penúltima y décima ocasión.

20 de mayo de 1914

Conferencias de Niagara Falls, para resolver el conflicto entre Estados Unidos y México.

21 de mayo de 1895

Nace Lázaro Cárdenas del Río.

21 de mayo de 1920

Es asesinado Venustiano Carranza.

23 de mayo de 1835

Se crea el territorio de Aguascalientes, separándose de Zacatecas.

24 de mayo de 1993

Es asesinado en Guadalajara, el cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo.

25 de mayo de 1911

Renuncia Porfirio Díaz.

Reflexión de hoy, 25 de mayo de 2019:

―Madero cobraba cada día más popularidad, e indudablemente era un personaje culto, bien intencionado, cándido, inteligente, y claramente veía venir que, al término de su enésimo mandato, Díaz no iba a soltar la silla. Fue que entonces plasmó y vació toda su ideología, al fundar el centro antirreeleccionista junto con Emilio Vázquez Gómez como presidente y el como vicepresidente, además de otros personajes connotados como Luis Cabrera, Alfredo Robles Domínguez y Patricio Leyva. Toda campaña política disruptiva debía tener un eslogan, y en este caso adoptaron el que había propuesto Madero en su libro "La Sucesión Presidencial en 1910”, y que a la letra decía: Libertad de sufragio, No-Reelección, y el cual ajustaron al conocido "Sufragio Efectivo, No Reelección. Veo tantas similitudes en este fenómeno con el de Morena, que explotando el tema de la corrupción como si fuera una dictadura, o mejor dicho, la sobada "mafia del poder”, logró imponerse en el inconsciente colectivo de 30 millones de votantes, dando al traste con todo lo obtenido en un periodo muy similar de más de 30 años. Madero ambicionaba la silla del mismo modo que amlo. Ambos supieron obtenerla y ambos lograron su revolución. Uno con armas físicas y el otro con armas populistas. Ambos lograron su propósito destruyendo. Estoy convencido que el más grande admirador de Porfirio Díaz fue Francisco I. Madero, y si usted revisa el libro del "apóstol de la democracia” como alguien le dice actualmente, podrá comprobarlo. Amlo parece que admira a Madero, pero en realidad emula muchas acciones que hizo Díaz, con la pequeña gran diferencia de que don Porfirio, logró paz, progreso, poca política y mucha administración, y el segundo, en menos de medio año… saque usted sus conclusiones.

―Se lo voy a decir en términos de moda: resultado del emprendedurismo, plan de negocios, pronóstico de retorno de inversión, head hunting, y puesta en marcha de la empresa de Cristóbal Colón, es la causa por la que usted y yo hablamos castellano, y seamos lo que somos. El mérito no fue de los reyes católicos, pues el almirante tuvo que decirles en un momento dado: o nos asociamos, o me regreso con Portugal. Decidan. Así que, me parece cobarde querer seguir matando a un muerto, es decir, tratar de desaparecer estatuas o calles con su nombre. Mejor meditemos durante un minuto, cada 20 de mayo. Además, debo decirle que esto hubiera sucedido de un modo u otro: o acabábamos hablando castellano o portugués, y en ambos casos, con el mismo personaje. ¿Lo había pensado de este modo?   

―La historia de la conquista cambió su curso dramáticamente en esta fecha. Mi convicción es que Moctezuma y Cortés habían pactado una paz, a través de una rendición incondicional del emperador. No obstante lo anterior, y bajo la muy precisa orden de Cortés hacia Alvarado de mantener el orden y no provocar violencia, mientras iba a pelear contra Narváez, Alvarado tomó la decisión de realizar una matanza innecesaria, en la plaza mayor, durante las fiestas del Toxcatl. La posible fusión pacífica de dos mundos habría desaparecido para siempre.

―Hay un refrán que dice: Lo que no hace tu mano, no lo hace ni tu hermano. Santa Anna lo sabía, y viendo la rebatinga de poderes donde la silla ya habría cambiado seis veces de manos en un año, desde que había comenzado la guerra contra Estados Unidos, decidió regresar por penúltima y décima ocasión a la presidencia. La debilidad institucional de México siempre ha sido una ventaja estratégica para Estados Unidos, y en esa desigual guerra, no fue la excepción. Yo veo que mientras estamos discutiendo las cancelaciones de: el aeropuerto de Texcoco, guarderías, estancias, presupuestos a instituciones, contratos de obras de energía limpia, sueldos de burócratas, reforma educativa, reforma energética, zonas económicas especiales, bla, bla, Estados Unidos ya está abiertamente en la guerra de la red 5G contra China, y más vale que a México ni se le ocurra pensar en eso, pues le resultaría una grave molestia en su traspatio. Así que, como vamos, para Estados Unidos está perfecto. En el ínterin, no necesitamos que nos quiten territorio, sino a Trump le urge ―ineludiblemente― construir su muro, para que no se le metan oleadas de inmigrantes ilegales, y paradójicamente, los capitales asustados y golondrinos mexicanos, se mudarán felizmente a la bolsa de los desarrolladores inmobiliarios de Miami, Florida, o Houston, Texas, (infortunadamente ya con "x”).

―Creemos que el grupo de Lima a favor de derrocar a Maduro, es novedad, pero mientras Victoriano Huerta usurpaba el poder y Estados Unidos ocupaba militarmente Veracruz, tres países latinoamericanos ―ABC― Argentina, Brasil y Chile, se habían ofrecido a mediar el conflicto. No lograron mayor cosa, pero al menos Huerta no tardó en exiliarse, y el asunto volvió a una relativa normalidad. Indudablemente el grupo LIMA y el ABC se parecen, en el sentido de no aceptar en el continente dictaduras que destruyan al país. El asunto se antoja por demás complicado, pues siempre va a prevalecer el interés de Estados Unidos.

―Lázaro Cárdenas siempre será un personaje que despertará los más encontrados sentimientos, pues muchos mexicanos aún lo recuerdan como "Tata” Lázaro, y otros como el gran destructor de la hacienda mexicana, es decir de la economía. Su reforma agraria, es tema que difícilmente se puede tratar en un párrafo, y mucho menos la expropiación petrolera. A usted, querido lector, le invito a repasar el capítulo correspondiente en mi libro "ENTREVISTAS EN EL TIEMPO 1519-2019”. Por lo pronto es uno de los personajes que deberemos resistir otros cinco años y pico, en toda la imagen oficial de este gobierno junto con Madero, Juárez, Morelos, e Hidalgo. Mientras, yo trataré de seguirle platicando de Moctezuma, Cortés, Santa Anna, Díaz, y algunos otros, para que tenga un cuadro más completo.

―Si bien, ya adelanté algo en las efemérides del 4 de mayo, sobre la muerte de Carranza, me viene a la mente la coincidencia de la efeméride del 24 de mayo, que recuerda la muerte del cardenal Posadas, y que, sumada a la de Colosio, y Ruiz Massieu, ya hacen una colección muy extraña de asesinatos en menos de dos años. Por lo anterior, le recomiendo ―impostergablemente― ver la versión salinista en Netflix, intitulada: "1994”. ¿Por qué Zedillo no ha replicado nada? buena pregunta.

―Cuando en 1835 surge una rebelión en Zacatecas bajo el interinato del presidente Miguel Barragán, y en virtud de que no había alguien a la vista disponible para solucionarla, como siempre, la persona que estaría incondicionalmente dispuesta para hacer la chamba, era Santa Anna, así que, dejando la hamaca en su hacienda de Veracruz, fue a sofocarla dando un ultimátum al gobernador en turno Francisco García Salinas, para que entregara la plaza en ocho horas. Decía así: "Con el ejército de operaciones que el supremo gobierno de la Unión se ha servido poner a mis órdenes, debo ocupar esa capital. En manos de V. E. está elegir el modo con que deba hacerlo”. Este último tuvo la osadía de subestimarlo, y fue vencido de tal forma, que el costo fue perder el departamento de Aguascalientes, el cual fue convertido en territorio independiente, y en la constitución de 1857, declarado estado libre y soberano. Otra más para ¿el "dictador”?

―La célebre entrevista publicada en la Pearson’s Magazine, en marzo de 1908, del periodista canadiense y radicado en Nueva York, James Creelman con el general Díaz, fue el antecedente para provocar la revolución de Madero. Porfirio Díaz, le habría dicho a Creelman en esa entrevista: "He esperado pacientemente por que llegue el día en que el pueblo de la República Mexicana esté preparado para escoger y cambiar sus gobernantes en cada elección, sin peligro de revoluciones armadas, sin lesionar el crédito nacional y sin interferir con el progreso del país. Creo que, finalmente, ese día ha llegado". Todos creyeron que sería el último gobierno de don Porfirio. No obstante, en 1910, Díaz se reeligió, y Madero tuvo el argumento en sus manos para comprobar lo publicado en su libro un año antes. Este error de don Porfirio, con casi 81 años, hizo que los acontecimientos se vinieran en cascada, y totalmente desgastado, optara por firmar su renuncia, el 25 de mayo de 1911. El día 30, ya estaba a bordo del buque Ypiranga, rumbo a su exilio en Francia.

Si hoy todavía viviera y gobernara Díaz, seguramente estaría preocupado por desarrollar los ferrocarriles magnéticos, los vehículos autónomos, los parques eólicos y de paneles solares, la red 5G, etc. con el mismo entusiasmo y visión que dedicó a los ferrocarriles, telégrafos, primeras líneas telefónicas, arquitectura, urbanismo e infraestructura, entre otras cosas.

Me quedo con parte de su sentencia: "…sin lesionar el crédito nacional y sin interferir con el progreso del país”.


® DERECHOS RESERVADOS

CLAUDIO MÁRQUEZ PASSY


Si deseas conocer otras entrevistas con grandes personajes de nuestra historia, pongo a tu disposición mi primer libro "Entrevistas en el tiempo 1519 - 2019", o el segundo: "La Grulla Parda", que es un emocionante viaje durante la invasión de América... o debo decir: ¿conquista?





   

CLAUDIO MÁRQUEZ PASSY

VER CURRICULUM

 
  Todos los derechos reservados.