Inicio

 


EFEMÉRIDES Y REFLEXIÓN


16 de marzo de 2019


11 de marzo de 1867

Las últimas tropas francesas comandadas por el general Bazaine salen de Veracruz. Inicia el final del emperador Maximiliano de Habsburgo.

11 de marzo de 1911

En Villa de Ayala, Emiliano Zapata se levanta en armas.

11 de marzo de 1915

Zapata ocupa la ciudad de México.

12 de marzo de 1911

Nace Gustavo Díaz Ordaz en Villa Serdán, Puebla.

13 de marzo de 1847

Tropas estadounidenses inician bombardeo sobre el puerto de Veracruz al mando del general Winfield Scott.

14 de marzo de 1858

Guillermo Prieto salva del fusilamiento a Benito Juárez en Guadalajara.

14 de marzo de 1867

Inicia el sitio de Querétaro.

14 de marzo de 1916

La expedición punitiva estadounidense, cruza la frontera de México en busca de Francisco Villa.

16 de marzo de 1863

Los franceses sitian Puebla, batalla donde quedan presos entre otros: Jesús González Ortega, Porfirio Díaz, e Ignacio de La Llave, quienes logran escapar de prisión.

Reflexión de hoy, 16 de marzo de 2019:

―Los "conservadores” salieron debilitados frente a los "liberales” ― ¿Le suena familiar? ― Maximiliano, en cuestión de días se ve abandonado por Napoleón III, y lo dejan solo en América. Tuvo la opción de irse con Bazaine, quien le insistió en que se embarcara para salvar su vida, y no lo hizo. Su amor a México fue más grande y genuino que su instinto de supervivencia, además que lo había demostrado con hechos. El conflicto entre las dos ideologías nunca pudo estar más dividida y ensangrentada. La guerra de secesión en Estados Unidos ya había terminado un par de años antes y Juárez ya había recobrado la fuerza, gracias a sus pactos con los gringos. Entre los estados que ya se habían separado estaba Texas, y haciendo cuentas, no habrían pasado 13 años de haberse anexado a Estados Unidos, cuando otra vez ya estaba fuera. Juárez prefirió a Estados Unidos en lugar de Francia, y con todo, casi cede tres servidumbres de paso en el país, más el Istmo de Tehuantepec a perpetuidad en el tratado Mc Lane - Ocampo. El congreso de Estados Unidos, afortunadamente no lo aceptó, pues ello les hubiera dado ventaja y fuerza a los confederados del sur. 

―Juárez no cumplía ni el mes de ser presidente (interino), y el 14 de febrero de 1858 fue apresado. De no ser por la oportuna intervención de su secretario de hacienda Guillermo Prieto, lo hubieran fusilado. Sus primeros 30 días de presidencia forzada y provisional, se convirtieron en catorce y medio años de gobierno. Nadie lo recuerda como dictador, y a Santa Anna que gobernó el 45% del tiempo que lo hizo Juárez, resulta que es el gran dictador de nuestra historia. Porfirio Díaz había logrado escapar de manos de los franceses para gobernar casi 35 años, es decir casi dos veces y medio que Juárez, y cinco y medio veces que Santa Anna. Con López Obrador me pasa que, con sus cien días, siento que llevo seis años, así que, al final de su mandato eso equivaldrá a más de 19 años, ganándole a Juárez y Santa Anna. Ye dejé de ver las mañaneras para quitarme esa sensación. Sin embargo, ayer se aprobó la consulta popular y la revocación de mandato, tema que abre la puerta a una real posibilidad de perpetuarse en el poder. El promete que no se quedará, y yo espero que así sea, sin embargo, si en el 2024 el pueblo bueno y sabio le rogara que se quedara otros seis años porque lo ha hecho muy bien ¿qué contestaría?

―Si alguien me preguntara que personaje de la historia de México ha sido el defensor más congruente, perseverante y férreo defensor de la propiedad privada, sin dudarlo por ningún momento, le contestaría que fue Emiliano Zapata. Madero lo traicionó, con todo y lo que prometía en su Plan de San Luis. Juárez no se tentó ni una vena de su corazón o cerebro para despojar a la Iglesia de sus bienes. Porfirio Díaz, al contrario, la concentró en muy pocas manos, y a Cárdenas lo dejo al final de la cola con su reforma agraria. Ojalá y todos los presidentes de este planeta tuvieran la visión preclara sobre la propiedad privada que tenía Zapata, quien nunca le importó ni para bien o para mal la revolución de Madero, sino más bien, que nadie osara poner su pie en propiedad ajena. Me permito reproducir el Art. 6° del Plan de Ayala promulgado por Zapata el 28 de noviembre de 1911.

6.° Como parte adicional del Plan que invocamos hacemos constar: que los terrenos, montes y aguas que hayan usurpado los hacendados, científicos o caciques a la sombra de la tiranía y de la justicia venal entrarán en posesión de estos bienes inmuebles desde luego, los pueblos o ciudadanos que tengan sus títulos correspondientes de esas propiedades, de las cuales han sido despojados, por la mala fe de nuestros opresores, manteniendo a todo trance, con las armas en la mano, la mencionada posesión y los usurpadores que se crean con derecho a ellos, lo deducirán ante tribunales especiales que se establezcan al triunfo de la Revolución.

―Resulta un dato curioso, que al día siguiente que Zapata ocupaba la capital, estaba naciendo el presidente que le daría un parteaguas muy sangriento a la historia contemporánea de México, es decir, Díaz Ordaz.

―La semana pasada comenté de la incursión de Pancho Villa en Estados Unidos, y esta semana, al contrario, la efeméride nos recuerda cuando ya estaba físicamente el ejército de Pershing en suelo mexicano, persiguiendo un fantasma. Creo que esta es la única epopeya que le celebro a Villa, por su genial audacia, y la evidente demostración que cuando nos lo proponemos, podemos burlarnos del país, y/o del ejército más poderoso. Cierto que esta idea debió planearla mejor el Centauro del Norte, y en un descuido, recobrábamos al menos Nuevo México. En caso de éxito, Texas y California los dejábamos para después.

Entro en un tema muy enredado: Si aún estuviera Peña gobernando, mi apuesta es de 10 a 1 que ya hubiera apoyado a Guaidó y con ello a Estados Unidos, quien a su vez hubiera enviado, sin más pensarlo, a su "Winfield Scott” a las costas de Venezuela para "instaurar la democracia”. ―Sí como no, nací ayer―. Sobra decir, por elemental sentido común, que nadie apoya al sanguinario dictador Maduro, excepto como lo hace Noroña y otros aplaudidores morenistas (*). Mi pena y preocupación por la sociedad venezolana es solidaria, pero sin que pueda hacer nada al respecto. No obstante, hay una sola cosa que aplaudo, contra las otras 99 que no apruebo porque no entiendo de este gobierno, y es su indiscutible destreza para mantener a raya a los gringos. Hay que reconocer que Trump no ha podido ladrarle a Amlo, como se lo hizo a Peña, a quien humilló una y otra vez, junto con todos nosotros. Así que, espero que el recién estrenado presidente tenga el espíritu de Villa, para mandarle un mensaje muy claro al país vecino que ocupa nuestro territorio robado, recordándole que estamos exhaustos históricamente de sus invasiones, injerencias, y delirios expansionistas.

(*) Todos los aduladores son mercenarios, y todos los hombres de bajo espíritu son aduladores. Aristóteles.

(*) La peor especie de enemigos es la de los aduladores. Tácito.



® DERECHOS RESERVADOS

CLAUDIO MÁRQUEZ PASSY


Si deseas conocer otras entrevistas con grandes personajes de nuestra historia, pongo a tu disposición mi primer libro "Entrevistas en el tiempo 1519 - 2019", o el segundo: "La Grulla Parda", que es un emocionante viaje durante la invasión de América... o debo decir: ¿conquista?





   

CLAUDIO MÁRQUEZ PASSY

VER CURRICULUM

 
  Todos los derechos reservados.