Inicio

 


2 DE FEBRERO, DÍA DEL TA´MAL


2 de febrero de 2019


No me hace muy feliz el tamal, y menos el dos de febrero, y creo que si usted ―querido lector― se "sacó el niño Dios”, simplemente le toca cumplir y no "hacerse rosca”, para no quedar "tan mal”.

¿Por qué no me hace feliz? Son varias razones:

Definitivamente el tamal, no es el mejor alimento, y está comprobado que engorda, pero ésta no es razón suficiente, pues yo me como uno o dos tamales al año por antojo y ahí se termina la discusión. Prefiero los de dulce, que los de chile, y con una taza de atole de fresa.

En cambio, y es curioso ver cómo una fecha que se ha vuelto eminentemente religiosa por festejar a la virgen de la Candelaria, ha borrado "sin piedad”, un momento de profunda reflexión histórica, al grado que mientras todos presumen como vistieron al niño Dios, comiendo tamales y bebiendo atole, nadie imagina que quizás podríamos estar festejando en San Francisco, Los Ángeles, San Diego, Las Vegas, San Antonio, Houston, Dallas, etc… la misma fiesta como parte de México. Como parte de nuestro país. Como parte de aquellos 4 millones de kilómetros cuadrados originales que teníamos.

Por supuesto, y lo más seguro, es que esas ciudades, no serían lo que hoy son, si fueran parte de México.

En efecto, y así como hoy, un dos de febrero, pero de 1848, y después de dos terribles años de guerra, México, representado por su presidente Manuel de la Peña y Peña, y su flamante congreso, se veían forzados a ratificar el tratado Guadalupe-Hidalgo, firmado desde enero por los representantes de México y USA, para cumplir el capricho expansionista de James Polk, más que del pueblo americano.

Con esa firma, se reconocía oficialmente, y se perdía para siempre, un territorio con una superficie donde cabrían exactamente: Francia, España, Alemania, Reino Unido, Portugal, Suiza y Austria, es decir, dos millones de kilómetros cuadrados.

Y mientras, ¡seguimos pensando en tamales!

Y aunque usted no lo crea (soné a Ripley), el único estratega y patriota que defendió el territorio fue Antonio López de Santa Anna, mientras Valentín Gómez Farías, los Polkos, y la Iglesia, lo dejaban solo y sin recursos peleando en dos frentes, cuando solamente podía estar en uno. Zachary Taylor por Coahuila, y Winfield Scott por Veracruz marchaban simultáneamente con todo, para plantar su bandera en Palacio Nacional. Finalmente lograron su malévolo propósito fundado en la doctrina Monroe. Todavía, Gómez Farías, ya vencido, le ofreció a Scott el resto del territorio en una reunión que se dio en el desierto de los Leones, pero los gringos sabían que ya era verdaderamente territorio indómito, por tanto "mexicano” que ahí habitaba. Lo que se llevaron era prácticamente territorio deshabitado. Total, no hubo negocio con Gómez Farías.

Una pregunta… ¿Cuántas calles, escuelas, etc. hay de Gómez Farías y cuántas de Santa Anna?

En fin… siga disfrutando de su tamal y atole, mientras le sigo contando…

Si Tejas… con jota, siguiera perteneciendo a México, ¿tendríamos desabasto de gasolina?

Respuesta: Si.

Mi explicación es que no es un tema de territorio, pues estamos llenos de petróleo, y no necesitamos invasiones extranjeras para que un mexicano le robe la gasolina a otro mexicano. Nosotros podemos solos. Tenemos refinerías hechas pedazos. Tenemos gasolina importada y extraviada entre tantos robos, y ductos cerrados a propósito, sin ningún propósito entendible.

Tenemos, ―todavía― suficientes líneas de ferrocarril, pero secuestradas. Antes era Pancho Villa, hoy es el CNTE (antes Ejército Popular Revolucionario), que cobra cómodamente por dejárnoslas usar. Ahí es donde se van nuestros impuestos. Ahora entiendo porque no le siguieron al proyecto México - Querétaro. Ya me imagino varado tres semanas en el furgón entre el EXDF y QRO. ¡Me lleva el tren! ¿Cuándo llegaremos a un mínimo nivel de civilización?

A mi no se me está atragantando el tamal, porque, como le comenté, no me gustan mucho, pero sí la saliva… ¿y a usted?

Como puede observar ―querido lector― ya no requerimos a otro James Polk, pues para colmo de la dignidad, Trump no solo no desea invadir México, sino que le urge poner una barda, para ya no saber de nosotros. Claro está, que ahora las invasiones son de tipo comercial.

Yo no sé si pondría hoy una industria en el estado de Mataulipas. De por sí con el cartel del golfo, las huelgas, y las industrias que ya anunciaron su salida. Este es un territorio que yo recordaba como parte de la República Mexicana.

Mientras países como Singapur, con las tres milésimas partes de territorio (697 km2 de ellos, sobre dos millones de nosotros) tiene el 14% de nuestro PIB, nosotros solo estamos pensando en tamales, atole, huachicol, ninis, mañaneras, etc. A esto le llamo debilidad mental, por caer voluntariamente, atrapados en esa dinámica, que más bien, es un círculo vicioso muy peligroso.

Reino Unido, con 243,000 km2 (12% aprox. del territorio mexicano) tiene un PIB equivalente al de México y Singapur juntos, pero eso sí, hoy vamos a mantener gente improductiva, con sueldo asegurado, producto de los impuestos suyos y míos. No veo como crecerá nuestro PIB de esta forma, y, por el contrario, estaremos cultivando la austeridad "franciscana”, como ya le escuché mencionar al presidente. De miedo.

Actualmente ya somos autosuficientes para empobrecer nuestro país, sin necesidad de perder un solo metro de territorio. Al menos ya contamos con una nueva zona arqueológica en Texcoco, en donde alguna vez habrían de llegar y salir unos enormes pájaros de acero que llevarían gente de un lado a otro. Así se lo expliqué en una entrevista al rey Nezahualcóyotl. Si no ha comprado mi libro "Entrevistas en el Tiempo 1519-2019”, ahora es cuando. (Anuncio). Creo que dentro de poco ya podremos visitar la zona arqueológica del NAIM con los vestigios de la obra de Sir Norman Foster. Entrada gratis.

Así pues, ―muy querido lector―, si aún no se le ha hecho engrudo el tamal con mis reflexiones, debo confesarle que este dos de febrero, y a sesenta y dos días de haber iniciado este nuevo gobierno, ya no entiendo en que país vivo.

Algo es ta´mal.

.

® DERECHOS RESERVADOS

CLAUDIO MÁRQUEZ PASSY


Si deseas conocer otras entrevistas con grandes personajes de nuestra historia, pongo a tu disposición mi primer libro "Entrevistas en el tiempo 1519 - 2019", o el segundo: "La Grulla Parda", que es un emocionante viaje durante la invasión de América... o debo decir: ¿conquista?





   

CLAUDIO MÁRQUEZ PASSY

VER CURRICULUM

 
  Todos los derechos reservados.