Inicio


EFEMÉRIDES Y REFLEXIÓN



DEL TMO AL TMEC

14 de diciembre de 2019


―9 de diciembre de 1990. Grupo Carso adquiere Telmex.

En la época del auge del neoliberalismo, cuando Reagan, Thatcher, y Salinas promovían la libre empresa a todo lo que la imaginación daba, Carlos Slim tomaba ventaja de sus relaciones con el gobierno en turno, y adquiría el 71% de Teléfonos de México. Pocos años después todas sus empresas representaban el 40% de la bolsa de valores, dando pie a la acuñada frase que subsiste en nuestros días: "La Mafia del Poder”. Ciertamente si debiera escoger entre Zuckerberg, Gates Bezos o Slim, me quedo con los tres primeros, que crecieron sin influyentismo del gobierno en turno.

―10 de diciembre de 1948. La ONU aprueba la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Entre otros conceptos se incluyó: el respeto de la integridad de las personas (contra el asesinato político, la desaparición y la tortura); el derecho al respeto de las libertades civiles (libertad de expresión, de reunión, de religión, de movimiento y emigración); y el derecho de los ciudadanos a cambiar su gobierno. Esto último… ¿podría aplicar en México?

―10 de diciembre de 1990. Octavio Paz recibe el premio Nobel de Literatura.

A pesar de que la Conquista española destruyó al mundo indígena y construyó sobre sus restos otro distinto, entre la antigua sociedad y el nuevo orden hispánico se tendió un hilo invisible de continuidad: el hilo de la dominación. Ese hilo no se ha roto: los virreyes españoles y los presidentes mexicanos son los sucesores de los tlatoanis aztecas. El Laberinto de la Soledad. No concuerdo con Paz en varios conceptos, pero no me queda duda que los presidentes mexicanos tienen el mismo poder absoluto que los tlatoanis mexicas.

―12 de diciembre de 1851. Muere Joel Robert Poinsett.

Nació en Charleston, Carolina del Sur, Estados Unidos, el 2 de marzo de 1779. Fue médico de profesión, pero no pudo estudiar la carrera militar porque su estado de salud se lo impidió. Viajó por Europa pudiendo conocer la política detalladamente. Intrigó en América del Sur, logrando como primera victoria que Chile declarara su independencia en 1812, un 4 de julio coincidentemente. En 1820, ya era diputado y apoyaba al presidente James Monroe quien rechazaba el establecimiento de monarquías europeas, reconocía la independencia de nuevas repúblicas americanas, y establecía su nueva doctrina de: "América para los americanos”. En 1822, Iturbide lo expulsó conociendo sus intenciones, pero finalmente logró infiltrarse como agente confidencial. Se relacionó con el veracruzano Miguel Santa María recién llegado a México, habiendo sido ministro y consejero de Bolívar en Colombia. El 1º de junio de 1825 fue designado por el presidente John Quincy Adams como enviado plenipotenciario en México. El 25 de julio ya había presentado sus credenciales al presidente Guadalupe Victoria. Traía instrucciones del presidente Jackson de comprar Texas por la cantidad de cuatro millones de dólares, y subir la oferta a cinco si fuera necesario. Lucas Alamán, secretario de Relaciones Exteriores, rechazó tajantemente la propuesta. Poinsett cabildeó a través de Lorenzo de Zavala para que se pudieran otorgar concesiones de tierras, dándose por ello posibilidad para que el estado de CoahuilTexas autorizara las solicitudes de los nuevos colonos sin la vigilancia política del gobierno nacional, generando mucha especulación y traspaso ilegal de tierras. Poinsett fue uno de los principales promotores de la formación y legalización de las logias masónicas del rito de York, dependiente de la "Gran Logia de Filadelfia". Vicente Guerrero, Miguel Ramos Arizpe y Lorenzo de Zavala, fueron "hombres de alto rango” de esa logia. Con toda esta intriga Poinsett fue expulsado del país el 3 de enero de 1830. Tras regresar a su país, introdujo allá el cultivo de la flor mexicana de la Nochebuena, a la que nombró "poinsetia”. Tejas se estaría declarando independiente el 2 de marzo de 1836. Un dos de marzo había nacido este oscuro personaje.

―14 de diciembre de 1845. Mariano Paredes desconoce la presidencia de José Joaquín Herrera.

Desde el 1° de marzo de ese año, Estados Unidos había decidido la anexión de Tejas. Ante la noticia, el presidente José Joaquín Herrera ordena acuartelar al ejército y pone bajo las órdenes del general Mariano Paredes a 6,000 efectivos en San Luis Potosí, para ir a defender Tejas. Paredes desobedece, y peor aún, dejando pasar tiempo muy valioso en lo que se negociaba con un enviado plenipotenciario de Estados Unidos de nombre John Slidell, promulga su Plan de San Luis para derrocar al presidente Herrera. Este levantamiento es observado y aprovechado por Polk para crear todas las condiciones y declararle la guerra a México el 13 de mayo de 1846, bajo la presidencia usurpada por Mariano Paredes. Santa Anna estuvo preso en Veracruz desde mayo de 1845, y salvándose de ser fusilado, pudo exiliarse en Cuba para lograr regresar a México hasta Agosto de 1846 a solicitud de Gómez Farías.

―14 de diciembre de 1859. Se firma el Tratado Mc. Lane – Ocampo (TMO)

Benito Juárez, en calidad de presidente, pero con facultades extraordinarias que él se había adjudicado, debido a la guerra, y para lograr financiamiento y reconocimiento de Estados Unidos, autorizó a negociar y firmar a Melchor Ocampo un tratado de tránsito y comercio. En resumen este tratado le cedía a perpetuidad el libre tránsito por el istmo de Tehuantepec. Además en su artículo V, decía: En el caso excepcional sin embargo de un peligro imprevisto o inminente para las vidas o propiedades de los ciudadanos de los Estados Unidos, las fuerzas de dicha República tendrán facultad de obrar para la protección de ellos, sin que dicho previo consentimiento haya sido obtenido, y tales fuerzas se retirarán cuando concluya la necesidad para su empleo. Asimismo había otros dos pasos de libre tránsito. El primero de Guaymas a Nogales, y el segundo de Matamoros y/o Camargo, en Tamaulipas, pasando forzosamente por Monterrey hasta llegar a Mazatlán. Para suerte de México, no tanto de Juárez y Ocampo, el Senado de Estados Unidos no lo ratificó, pues el presidente James Buchanan iba de salida, y la guerra civil de Estados Unidos ya mostraba sus primeras señales, y esto habría ayudado más a lo sureños que a los unionistas, que fue la razón de peso para no ratificarlo. La entrega de Baja California estaba apalabrada, pero no quedó incluida. Ocampo alegaba que él no tenía las facultades para firmar, en virtud de que Juárez no podría habérselas concedido por su situación extraordinaria, y el congreso mexicano no lo hubiera ratificado. El hecho fue que Robert Mc Lane y Melchor Ocampo lo firmaron, y de haberlo deseado el Senado norteamericano lo hubiera ratificado, y ya veríamos si después Ocampo se hubiera atrevido a decirle que su firma no valía. De todos modos Ocampo fue ejecutado el 3 de junio de 1861 en Tepeji del Río en el estado de Hidalgo, por los conservadores bajo el cargo de traición.

Reflexión de hoy, 14 de diciembre de 2019:

El enemigo más poderoso y prácticamente invencible que tiene México, son sus propios políticos mexicanos, que yo les llamaría con más precisión malnacidos en México.

Esta semana tenemos tres ejemplos verdaderamente humillantes, afrentosos, ultrajantes, infamantes, injuriantes y oprobiosos, por poner unos cuantos adjetivos a tres políticos mexicanos: Paredes, Zavala y Juárez.

Si Paredes hubiera obedecido la orden de su presidente Herrera, la suerte de la guerra México-Estados Unidos se hubiera escrito de otra forma. No solo desobedeció y se salvó de que pudiera haber sido fusilado por desacato, sino que se las ingenió para invadir Palacio Nacional y erigirse como presidente, haciendo renunciar anticipadamente a Herrera, en lugar de defender Tejas. Les recuerdo a mis lectores que ya pasó la moda de culpar de todo a Santa Anna, y al menos para este capítulo, no podía hacer ni decir nada desde su exilio en Cuba.

Que decir del multicitado Zavala, quien en muchos de mis artículos ha sido descrito con lujo de detalle, no sin ello repasar una vez más que la pérdida de Tejas fue labor exclusiva, intensa, persistente, y planeada con premeditación, alevosía y ventaja de todas las facultades que le habían sido conferidas de buena fe por el gobierno mexicano. La ayuda de Poinsett fue invaluable, y ambos, investidos como masones yorkinos, pudieron realizar la tarea con más facilidad.

¿Cómo, o qué, me podría convencer de que Juárez buscaba el bienestar de México? De haberse consolidado el TMO, México habría terminado geográficamente como un territorio dividido en cuatro secciones separadas por tres derechos de paso, y con el permiso permanente de que Estados Unidos viniera a poner orden con su ejército cada vez que molestaran a residentes americanos.

Esta semana se firmó en absoluta secrecía y máxima velocidad el convenio modificatorio del TMEC y los senadores mexicanos, sin leerlo, corrieron a aprobarlo. Coparmex lo advirtió, y el presidente salió a regañar a Gustavo de Hoyos. Creo que si los congresistas no lo leyeron, y mucho menos usted o yo, concluimos que estos legisladores trabajan en exclusiva para el ejecutivo, y se encuentran en máximo estado de prostitución y putrefacción política. No podrían estar peor. Me queda el consuelo de que el congreso gringo todavía no lo firma, pero tarde que temprano lo hará presionando más de lo que ya lo hicieron esta semana. Dicha aprobación será moneda de cambio entre republicanos y demócratas, enfrascados en medio del juicio de destitución de Trump, quien tiene más probabilidad de salir fortalecido, reelegido, y entonces México pagará muy cara su prisa por firmar, y salir de sus apuraciones financieras, las cuales, sin ayuda de nadie, se ha autoinfligido desde el 2 de julio de 2018, con tal de gastarse todo el dinero que había en las arcas, para reclutar votantes a través de programas sociales para el 2021.

Desde que se firmó el TMO por Mc Lane y por Ocampo en 1859, Estados Unidos sabe que la estrategia ya no es perseguir metros cuadrados de territorio, sino tratados comerciales que arrodillen al que se deje; esta semana lo repitió. Una de las cláusulas ignominiosas que existe en este tratado, entre muchas otras, según leí de algún articulista, es que México NO podrá devaluar su moneda para promover exportaciones, así que la novedad es que a partir de esta firma, tendremos que pedir permiso para devaluar. Al momento que estoy escribiendo esto, la paridad está a 19 x 1, que, con la ayuda de la libra esterlina por el triunfo de Boris Johnson, ha hecho que el dólar valga menos. Así que no dudemos de ver paridades donde el dólar se devalúe frente al peso. Ya comenzó.

No obstante lo anterior, y por si no se enteró, en la demarcación Álvaro Obregón de la CDMX, la delegada Laida Sansores, ha implementado una moneda paralela al peso mexicano, llamado "obregones” en honor a su delegación, la cual circula libremente, desafiando a la ley monetaria, y retando al Banco de México. Esto trae a tiempo presente la desgracia revolucionaria en época de Carranza, cuando los llamados bilimbiques circulaban uno en cada estado de la república. La inflación, devaluación y deuda interna se fue a los cielos en esa época. Así que no será necesario devaluar el peso mexicano, pues si esto prospera, más bien podría desaparecer. Estos "obregones” podrían dejar manco al peso, al igual que al personaje después de su batalla en Celaya.

Observemos los diversos laboratorios que ya están montados en el país: La ley Bonilla en Baja California; la ley garrote en Tabasco; la extinción de dominio; la nueva ministra de la corte; "los obregones”, y el plan de Muñoz Ledo de comenzar a crear un nuevo constituyente para el 2021.

Queridos lectores, si alguno de ustedes piensa que el enemigo está en Palacio Nacional, se equivoca, pues está en San Lázaro y Paseo de la Reforma. Así que ya lo sabe, si desea vencer a ese prostituido y putrefacto enemigo, desenfunde su marcador y dispare en la boleta del 2021. Va a necesitar mucha puntería, e ir enfocando su mira telescópica desde hoy. Esto, si acaso no sucede algo como un paro nacional en el 2020.


® DERECHOS RESERVADOS

CLAUDIO MÁRQUEZ PASSY





 

CLAUDIO MÁRQUEZ PASSY

VER CURRICULUM

Todos los derechos reservados.